41 Pedro Antonio de Alarcón St. | Granada (Spain)
Telf: 958 520 496
Monday to Friday - 16 to 20:30h.
News and tips on dental health
ENFERMEDAD PERIODONTAL Y VIH (sólo profesionales)

 

 

 

ENFERMEDAD PERIODONTAL Y PACIENTES CON SIDA

 

 

 

JOAQUÍN MARÍA FERRER GALLEGOS

MARÍA BLANCA LÓPEZ LEYVA

 

ÍNDICE

 

1.-Prólogo.

2.- Enfermedad periodontal.

3.- Anatomía e histología.

4.-Etiología.

5.-Clasificación.

6.-Inmunología.

7.-Manifestaciones orales del SIDA.

8.-Bibliografía.

1.-PRÓLOGO

 

 

Desde hace años se ha conocido que parte de las lesiones observadas en la periodontitis y en los procesos de reabsorción ósea se deben a la actuación de mediadores celulares de la respuesta inmune o a sustancias liberadas por ellos. De esta forma los neutrófilos juegan un papel de protección contra la enfermedad periodontal. Del mismo modo los mastocitos en contacto con un alérgeno correspondiente, generan una señal para la descarga de histamina, serotonina y de un factor con actividad colagenasa. Por otra parte se ha descrito que la interleukina 1,  ( IL-1 en adelante), es responsable de la producción de prostaglandina E2, con acción directa sobre los osteoblastos, osteoclastos y endotelio vascular, lo que dificulta la formación de tejido y facilita la actividad osteoclástica.

 

Todos esos trabajos pueden llevar a la idea de que los factores reguladores de la respuesta inmune pueden ser un condicionante importante en la etiopatogenia de la periodontitis.

 

 

2.-ENFERMEDAD PERIODONTAL

           

            Bajo el término “enfermedad periodontal” se engloba una serie de alteraciones inflamatorias del periodonto, producidas por la acumulación y proliferación de ciertos microorganismos. La participación del sistema inmunitario parece desempeñar un papel clave tanto en la defensa frente a los microorganismos, como en la destrucción tisular que acontece en esta enfermedad.

 

            La inflamación limitada el tejido gingival se conoce como gingivitis, mientras que la extensión inflamatoria al resto de los componentes del periodonto: cemento, ligamento periodontal y hueso alveolar, se denomina enfermedad periodontal e implica su destrucción en mayor o menor grado.

            En la enfermedad periodontal participan una etiología primaria bacteriana y unos mecanismos inmunológicos asociados. La aceptación unánime de esta afirmación se ha venido haciendo, no obstante, admitiendo un profundo desconocimiento sobre muchos aspectos de esta enfermedad.

 

            Son muchos los términos que se han empleado por los diversos autores para definir la enfermedad periodontal: “enfermedad de los dientes flojos”, “periodontitis”, “periodontitis crónica del adulto”, etc….. En adelante nos referiremos a ella empleando el término Enfermedad Periodontal.

 

            En la actualidad, la enfermedad periodontal, es la causa más importante de la pérdida prematura de dientes en la edad adulta, sobre todo a partir de los 40 años. A pesar de su gran frecuencia la patogénesis de la enfermedad no está aún clara, y los diferentes autores no se ponen de acuerdo en dicha cuestión.

 

            La enfermedad periodontal es un proceso crónico generalmente asintomático, lo que no significa que en determinadas ocasiones pueda presentarse sintomatología. Evoluciona lenta, larvada y progresivamente. Se forman bolsas periodontales que provocan la destrucción y pérdida ósea, y finalmente la caída de los dientes. Siendo su principal etiología el desequilibrio entre placa bacteriana y huésped, que es alterado por diversos factores.

            Salvo raras excepciones la enfermedad periodontal, dejada a su libre albedrío, lleva a la pérdida completa de la dentición. Sin embargo, se han realizado estudios para determinar si realmente es la placa bacteriana el factor único que influye en el desarrollo de la enfermedad. Se ha comprobado que ante una misma dieta e higiene dental unos sujetos son capaces de desarrollarla, mientras que otros no o sólo manifestaban una simple gingivitis. Esto nos lleva a pensar que la respuesta  del huésped a la agresión bacteriana juega un papel decisivo en el desarrollo.

 

Su primera manifestación clínica suele ser una gingivitis, que no es más que la inflamación de la encía sin pérdida de periodonto de inserción, como consecuencia de la invasión bacteriana. La periodontitis sin embargo nos lleva a la pérdida de tejido conectivo de inserción.

 

 

3.-ANATOMÍA E HISTOLOGÍA

 

            Anatómicamente distinguimos:

 

Periodonto de protección, compuesto por encía libre, encía marginal y encía interpapilar.

           

Periodonto de inserción, compuesto por hueso alveolar, ligamento periodontal y cemento radicular.

 

 

La misión del periodonto de protección es proteger al hueso alveolar.

 

Se compone de:

 

                        *Encía libre o marginal: rodea los cuellos dentarios, presenta una coloración rosa coral, separada de la insertada por el surco marginal. Es la pared blanda del surco gingival: pared externa-encía libre, la pared interna-diente y el suelo-epitelio de unión. En condiciones normales 1 mm de profundidad. Es despegable con sonda periodontal.

 

                        *Encía insertada: firmemente unida al hueso, no despegable con sonda periodontal. Separada de alveolar por límite o unión mucogingival.

 

                        *Encía interdentaria: ocupa el nicho gingival interdentario, en diastemas se aplana y se pega al periostio.

 

Periodonto de inserción está constituido estructuras de tejido conectivo que están en la raíz del diente y une el diente con el hueso alveolar.

 

 Compuesto por:

 

                        *Ligamento periodontal: une cemento y hueso alveolar.

 

                        *Cemento: Rodea la raíz del diente.

 

                        *Hueso alveolar: presta inserción al ligamento periodontal.

 

Histológicamente se distinguen epitelio, tejido conectivo, líquido gingival, ligamento periodontal, hueso alveolar y cemento.

 

Epitelio:

 

Epitelio oral o gingival: queratinizado y estratificado. Distinguimos los siguientes estratos:

Estrato basal: con células cuboideas, amplio núcleo y muchas organelas y tonofilamentos. Su función es regenerar el tejido epitelial. Se encuentran también los queratinoblastos (células epiteliales más indiferenciadas). Hay desmosomas y hemidesmosomas, existiendo escasa sustancia intercelular. También encontramos en este estrato los sistemas de unión con la membrana basal.

 

Estrato espinoso: con microscopía electrónica la presencia de espinas (desmosomas), representantes de los puentes de unión intercelulares. Células menos cuboideas de menor longitud, con pocas organelas y mitosis. Aparecen también gránulos de glucógeno. Gran cantidad de sistema de unión y escasa sustancia intercelular.

 

Estrato granuloso: con células más pequeñas, con menos organelas, desmosomas y mitosis. Aparecen gránulos de queratohialina y escuasmosomas: acúmulos en forma de granos de café producto de la condensación de tonofilamentos que permiten la cohesión.

 

Estrato córneo: células sin núcleo muy aplanadas siendo sólo acúmulos de queratina (estrato translúcido al microscopio). En ocasiones se observan paraqueratosis en donde existe un incremento del grosor de la capa de queratina conservando todas células sus núcleos.

 

Este epitelio se va regenerando en todas sus capas cada diez o 12 días aproximadamente. Además de queratinocitos/queratinoblastos encontramos en la capa basal melanocitos de origen neural que son las células productoras de melanina.

 

Membrana basal: separa el epitelio del tejido conjuntivo subyacente. En ella distinguimos dos estratos: uno lúcido con predominio de tonofilamentos y hemidesmosomas, próximo al estrato basal. Y otro denso predominio de glicoproteínas y tonofilamentos, dándole sujeción al conjuntivo.

 

La penetración del epitelio en el conjuntivo se llaman crestas (simulan hojas de acantos) y las papilas son las proyecciones conjuntivas en el epitelio.

 

Epitelio del surco: constituye la pared blanda del surco gingival, pared interna de la encía libre. Estratificado. El número de desmosomas en todas las capas es menor. Presenta más células raras en un epitelio (aunque no supera el 10%), como leucocitos, linfocitos, polimorfonucleares. La interfase entre epitelio y conjuntivo es más irregular, con grandes crestas y pequeñas papilas.

 

Epitelio de unión: constituye la principal barrera frente a la infección. Es un epitelio sin par en el organismo. Separa la cavidad oral y el medio interno, siendo la más importante barrera para la penetración de microorganismos. Tiene un grosor de unos 0,2-0,3 mm. Con menos células en la unión amelocementaria a mayor acúmulo bacteriano en la profundidad del surco. Presenta cuatro capas:

 

                                   *Membrana basal externa: conexión del epitelio de unión y el tejido conjuntivo de la encía. Igual a la anteriormente descrita.

 

                                   *Capa basal: formada por células similares a las del estrato basal, con queratina más laxa, poca diferenciación y menos mitosis. Las células van ascendiendo de forma oblicua perdiendo capacidad mitótica y organelas en forma similar a la anteriormente explicada. Permite el paso de leucocitos, linfocitos, polimorfonucleares,…etc., para la defensa frente a la infección por espacios intercelulares amplios.

                                   *Capa de células suprabasales.

 

                                   *Membrana basal interna, con un estrato lúcido en contacto con el esmalte, y un  estrato denso en contacto con la suprabasal.

 

            Tejido conectivo:

 

            Constituido en un 80% por fibras y el 20% restante son células tales como fibroblastos, células plasmáticas, linfocitos T helper y T supresores, mastocitos, células de Langherhans, macrófagos, células dendríticas, células presentadoras de antígenos. También hay procesos vasculares y fibras nerviosas. Se presentan dos estratos:

 

                        1º) estrato reticular: próximo al epitelio.

                        2º) estrato denso: próximo al periostio.

 

            Los tipos de fibras que nos encontramos son: colágena (75%), reticulares (más finas y que rodean a las estructuras vasculares) y oxitalámicas (muy finas situadas en regiones cercanas a periostio y hueso).

 

Líquido gingival;

 

            Compuesto por:

            *iones: Na, K y Ca.

            *proteínas: inmunoglobulinas IgG, IgA y IgM.

            *aminoácidos.

            *en estados inflamatorios aparecen diversos elementos inmunes como las interleukina.

 

            Su función es de protección inmune frente a patógenos que se introducen en el surco. Su flujo se ve aumentado en los procesos inflamatorios.

 

 

            Ligamento periodontal:

 

            Estructuras de tejido conectivo que están en la raíz dental y que lo unen al hueso alveolar. Está compuesto en más de un 90% por fibras, principales o calágenas y accesorias (oxitalámicas y de reticulina). Las principales se agrupan en haces: transeptales, dentoalveolares, horizontales, oblicuas, apicales e interradiculares. Las secundarias se interdigitan con las principales.

 

            Además hay células, sobre todo fibroblastos y menos osteoblastos y osteocitos, cementoblastos y cementocitos, células inmunes, epiuteliales (restos de Malassez) y células endoteliales. Es un tejido vascularizado e inervado.

                        Cemento:

 

            La célula característica es el cementocito/cementoblasto/cementoclasto. También hay fibras de colágena y matriz inorgánica (hidroxiapatita). No vascularizado y tampoco inervado.

 

Hueso alveolar:

 

            Con una lámina cribiforme interna por donde le llega al periodonto inervación, vascularización y fibras. Una lámina de hueso compacto y entre ambas hueso trabecular o esponjoso.

 

4.-ETIOLOGÍA

 

 

            Son diversos los factores etiológicos y modificadores, que no causan pero sí favorecen la aparición de la enfermedad periodontal:

 

  1. Factores iniciadores:

 

*Placa bacteriana.

*Cálculo.

 

            b) Factores modificadores:

                       

*Locales:

                                   -Maloclusión.

                                   -Respiración oral.

                                   -Impactación alimentaria.

                                   -Morfología dentaria.

Dental Clinic Joaquín Ferrer. 41 Pedro Antonio de Alarcón St.- 18004 - Granada (Spain) - 958 520 496 - dentistagranada@gmail.com | Spanish Version
Monday to Friday - 16 to 20:30h.
Dental Clinic Ferrer - Granada
41 Pedro Antonio de Alarcón St.
dentistagranada@gmail.com
clinica dental en granada
dentista en granada
dentista joaquin ferrer
videos sobre salud dental